Lo más leído...

Dos Venezuelas, una Reforma (y después, “la misma miasma”)

Llevo ya varias semanas escribiendo acerca de la propuesta de Reforma para la Constitución Nacional realizada en primera instancia por el Presidente Chávez y completada por la Asamblea Nacional.

Mis opiniones acerca del tema las pueden encontrar en cada uno de los post que he realizado junto a mis compañeros del Blog ProMedio.

Pero hoy es un día especial.

Hoy, varios blogs venezolanos vamos a emitir opiniones y a fijar posiciones sobre el tema de la Reforma, y tal vez, esta ocasión me sirva para decir algunas cosas que, por cuestiones de editorial, no digo en ProMedio.

La Reforma constitucional tiene, a mi entender un único fin. Quisiera aclarar que estas últimas semanas he ahondado lo suficiente en el asunto como para creerme conocedor del tema. Así que las opiniones que aquí van a leer, nada tienen que ver con la propaganda manipuladora que transmiten los medios masivos de información ni los
provenientes de los comandos de campaña del SI, del NO y de los abstencionistas. La Reforma fue anunciada bastante temprano por el Presidente reelecto una vez proclamado su nuevo período constitucional, y desde entonces se ha visto de manera clara y de boca del propio Chávez, la intención primordial de la propuesta. Incluso, en unas de sus últimas declaraciones se ha hecho evidente.

En el Teatro Teresa Carreño, el Presidente afirmó que "si el pueblo dice NO a la Reforma, tendré que ir pensando en mi sustituto". Y es que el fin primordial de la Reforma Constitucional es poderse reelegir después del 2013.


Desde un principio noté que la propuesta tiene vicios de trampa, en tanto su contenido pretende dar un vuelco total al aparato socio-económico y político del país. Suficientes razones tenía la propuesta inicial de 33 artículos para haberse convocado una Asamblea Nacional Constituyente, solo que entonces no tenía ciertamente claro el por qué no se acudió a esta herramienta jurídica. Más razones se añadieron a la lista con los artículos que añadió la Asamblea Nacional.

El Presidente necesita tener piso político para continuar con su revolución, ese piso político se le hace mucho más fácil estableciendo parámetros desde el principal contrato social del país, Mucho más fácil que redactar y modificar las leyes que regulan las materias que necesita Chávez para seguir adelante. Esto queda en segundo lugar de prioridades cuando
observamos la grave falta de liderazgo que existe tanto en los partidos oficialistas, como en los partidos de oposición. Y esa evidencia queda más que descubierta cuando nos preguntamos, después de Chávez ¿quién?

Chávez es la revolución y viceversa. Sin él, el proceso que está llevando al país cada vez más a la izquierda simplemente se viene abajo. El único que sabe a donde vamos es él. Sus seguidores, pueden
tener sospechas de lo que viene, pero ninguno lo sabe a ciencia cierta. Lo vimos en el discurso de entrega del Ministerio de la Defensa de parte de el General Baduel, cuando instaba al primer mandatario a aclarar "hacia qué tipo de socialismo se nos está llevando". La pregunta quedó sin respuesta entonces, y aún no la tendrá.

Esta falta de
liderazgo ha llevado a Chávez a enraizarse en el poder, y será, irremediablemente el motivo que lo llevará al fracaso. Chávez debe conseguir un sucesor, eso lo sabe él y lo saben sus seguidores y el temor a la traición lo ha mantenido congelado en ese punto, Chávez tiene miedo.

Los principales protagonistas del MBR200 ya no están a su lado. Los principales mentores del "Juramento del Samán de Güere" y creadores del "Ärbol de las tres raíces" han abandonado las filas de la revolución en la medida en que la misma se fue convirtiendo en un culto al líder. Está claro, esta revolución no es socialista, es personalista. Lamentablemente, desde los tiempos de Bolívar y de Páez, Venezuela ha entrado en un círculo vicioso donde el mesianismo, el personalismo y el gran mal del "líder carismático" nos han llevado de fracaso en fracaso, de golpe en golpe, de modelos "representativos" a modelos "participativos" que nunca terminan siendo ni lo uno ni lo otro.

Por debajo de este mundo político existe otra Venezuela. La mayoría de la población no existe dentro del país que han creado Globovisión, VTV, RCTV, Venevisión, El Universal, VEA, Noticiero Digital y Aporrea. Esa Venezuela padece y sufre. Trabaja día a día y resuelve al momento y con lo que tiene los problemas que son de su vivir diario. Esta Venezuela no es roja ni azul, es tricolor. Le importa poco si la bandera tiene una estrella más o un escudo menos, su principal motivo es llevar a la casa las tres comidas diarias, poder poner a sus hijos en la escuela y ver como rayos combaten la delincuencia y la falla de los servicios públicos. Sus problemas no son que la Reforma se apruebe o no, sino que las pocas leyes que conocen se cumplan y que las instituciones que existen para ayudarlos a sobrevivir en sociedad simplemente hagan su trabajo en vez de estar perdiendo dos días laborales en asistir obligados a una marcha.

Por encima de la Venezuela de verdad está lo que se refleja en los medios. La punta del Iceberg: Un movimiento estudiantil venido a menos y que se parece cada vez más a una marcha de doñas de Altamira que a un movimiento que se supone académico. Una oposición que se preocupa más por ver como sale de Chávez y como recupera (o pierde, o regala, o cede) espacios de poder que de tratar de convencer a la gente de la Venezuela real de que ellos en verdad q
uieren un bien por el país. Que canta "fraude" y no muestra pruebas y luego no haya como convencer a los abstencionistas de que lo que dijeron no tenía fundamento y solo fue una pataleta de niño malcriado que no sabe perder. Que convoca a la sociedad de manera irresponsable a "activar el 350" y luego son los primeros que corren al escuchar el primer disparo (todavía estoy esperando que uno de los heridos de alguna marcha sea uno de estos "dirigentes" políticos) Un gobierno que se ocupa de problemas netamente políticos a nivel nacional e internacional y que no se ocupa de una vez por todas de vencer la delincuencia. Que atribuye los 100 muertos semanales que hemos tenido desde hace unos quince años a "asesinatos de la extrema derecha" y no termina de ubicarse en el tiempo y el espacio y se da cuenta que las armas que soltaron al "pueblo" aquel febrero de 1992 ahora son las que matan a diestra y siniestra los fines de semana en los barrios.

Mi verdadera Venezuela vota, y luego sigue viviendo. Ve televisión, y luego va a tomarse unas birras con el vecino que es "del bando contrario". Mi Venezuela no sabe de divisiones ni de violencia política (que en el caso de nuestro país no termina de ser política sino que se queda en la delincuencia asesina común) En mi Venezuela el verdadero movimiento estudiantil convoca foros, discusiones y charlas en los barrios y en cuanto espacio sea posible, para explicarle a los ciudadanos de esa Venezuela real lo que en verdad quieren decir las palabras "revolución", "fascismo", "oligarquía", "reforma", "socialismo", "capitalismo" y otros tantos constructos que en boca de nuestros "dirigentes" pierden cada vez más su verdadero significado.


Mi Venezuela está secuestrada por la minoría que vive en el país creado por los medios y los partidos políticos. Mi Venezuela va a salir este 2 de diciembre a votar (SI o NO) y luego continuará buscando empleo para poder mantener las cuatro bocas que viven en casa

La Reforma Constitucional es una trampa, es una manipulación, pero, sea aprobada o no, la Venezuela de mentira seguirá allí, tirándose cocos unos con otros para ver quién cae primero del árbol.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy bueno el articulo, entiendo que eres estudiante. Me pregunto si desde tu punto de vista has salido a la calle a informar en los barrios y cuanto espacio abierto mas alla de la critica a ambos bandos.?????

Yimmi dijo...

Amigo "Anónimo", en efecto, soy estudiante.
Mi grano de arena lo he puesto junto a otros compañeros que nos pusimos como tarea realizar análisis individuales a varios de los artículos de la Reforma.
Estos análisis son publicados en el Blog ProMedio del cual formo parte.
De hecho, hoy estaremos publicando otro grupo de artículos para completar un análisis de los que son más polémicos y que representan cambios sustanciales para la vida socio-económica-política del país.
Es lo mínimo que hemos realizado según nuestras porsibilidades y alcances y, gracias a la dinámica de Internet, el blog se ha propagado bastante. Te invito a participar en él.
Por otra parte, existen grupos estudiantiles que ha organizado foros dentro de la UCV, algunos han convocado a actividades de información sobre la Reforma que se estarán dando en varios barrios de Caracas esta semana.
Hacemos lo que podemos, que, sin caer en menospreciones, resulta mucho más útil que ir a una marcha a respirar lacrimógenas con las manos pintadas de blanco.
Gracias por el comentario y por leer el post.

Maravilloso Desgarro dijo...

No sé si será la misma, pero miasma si.
A mi lo que me duele, y es lo que trato de expresar con mi entrada, sabiendo que se me sale la animadversión, es la pérdida de los espacios y las relaciones urbanas.

Estamos de una manera u otra tan afectados por la situación política que se ha desatado desde que Chávez está en la presidencia que no sólo todas nuestras conversaciones sino nuestro pensamiento y nuestra forma de planificar el futuro están afectadas: dependen 100% de lo que siempre está haciendo o diciendo el presidente, y yo no concibo una vida ciudadana y cotidiana tan influenciada por una mala política.

Además de todo lo que hacen los habitantes de tu Venezuela hay que agregarle cómo lo hacen.

En mi experiencia el caraqueño – porque no puedo achacarle esto a todos los venezolanos, pero tengo mis sospechas- es agresivo, mal educado, abusador, indiferente, paranoico e indolente. Ya casi ningún extraño tiene amabilidades con otro, no hay sonrisas, no se cede el paso, no hay consideración. La interacción ciudadana viene precedida por cuál bando estas y luego por “el primero yo y no me importan los demás”.

Eso me duele, y eso es consecuencia de estos nueve años de gobierno.

A estas alturas no creo que los años venideros sean civilmente mejores y mucho menos con la nueva constitución. La constitución debería velar por el crecimiento y por una educada y amable conducta ciudadana, sin embargo esta propuesta sólo vela por los deseos de un grupo totalitario.

Corpi dijo...

Exactamente no sé de qué va la nueva reforma constitucional venezolana, pero en España de lo único que se informa es de que Chávez lo que quiere es perpetuarse en el poder para llevar el país al socialismo. Aquí en España un presidente o un alcalde puede ser elegido tantas veces se quiera presentar y no por eso decimos que se perpetua en el poder porque quien lo pone ahí es el pueblo con su voto libre y democrático. Y no te creas que aquí no hay manipulación mediática y política agresiva; sólo les falta llegar a las manos. Estamos a unos tres meses de las elecciones generales y ya se van dando por todos los lados.
Aquí a raíz del incidente de Chávez con el rey, yo no sé si antes despertaría muchas simpatías, pero a partir de ahora, y con su estúpida insistencia, está perdiendo todo el crédito que pudiera tener, sobre todo en la gente de izquierdas. Se lo ha ganado a pulso.
Sólo deseo que el próximo domingo, decida lo que decida el pueblo soberano, sea respetado por todas las partes y que el país, ese país que también describes en tu post, siga a delante de la mejor manera.
Saludos desde España.

Yimmi dijo...

Entiendo perfectamente tu punto. De hecho, siempre he dicho que lo triste no es que se quiera constitucionalizar la reelección contínua, sino que no existan otros liderazgos, ni en el gobierno ni en la oposición.
Si quieres informarte más acerca de la Reforma, sin manipulaciones y sin extremismos ingresa en el blog hermano ProMedio.
Gracias por tus comentarios, siempre es útil saber como nos ven desde afuera.

Esperia dijo...

hola! te escribo desde argentina. acá también el tema de la reforma y el gobierno de chavez es candente. pienso que el super énfasis puesto en el artículo de la reelección indefinida, puede haber sido usado como estrategia para el voto del "no". de esta forma quedan fuera de la visión muchos otros artículos que pueden cambiar de cuajo el modo de vida en tu pais. de esta forma, una reforma estructural queda pegada a lo personal e individual de chavez, quitándole peso a la reforma en sí, no sé si me explico. en última instancia sería el pueblo el que vote, una vez sancionada la relección indefinida, nuevamente o no a chavez. de todas formas entiendo la aprticular coyuntura política que haría que la reelección indefinida quizás quede un poco por fuera de las manos del pueblo. la verdad es que no estoy muy empapada en el tema.
bueno, eso era nada más.
un beso