Lo más leído...

¿Por qué los ricos no ayudan a sus hermanos? o La Lucha de Clases del siglo XXI

Estaba discutiendo en estos días acerca del concepto de "Lucha de Clases" en un foro en el perfil de un amigo en Facebook y ante un planteamiento que hice sobre que la lucha de clases no es igual a lucha entre hermanos, alguien me cuestionó: "entonces, ¿por que los ricos no ayudan a sus hermanos?" ...creo que la respuesta a esa pregunta es: porque las generalizaciones son malas en todos los ámbitos.

El asunto es que la respuesta se me convirtió en un post que publiqué como Nota de Facebook que ahora transformo en un post de Blog.

Yo conozco gente con plata, gente con más plata y gente con menos plata. Conozco gente con oportunidades, gente con más oportunidades y gente con menos oportunidades. Conozco gente con plata que ayuda a los que no tienen plata, y conozco gente con menos plata que ni se preocupan por el vecino y que, por el contrario, le lanzan los pañales cagaos al techo. Literalme
nte y en sentido figurado.

Conozco gente con plata que son esclavos del 15 y último y que no "ayudan" porque no pueden ni les da tiempo, ya que su vida entera se centra en sobrevivir y cazar oportunidades. Pero resulta que también conozco gente a las que se les presentan numerosas oportunidades y las dejan perder, y también conozco gente con muy pocas oportunidades en la vida, y que cuando logran atrapar una, le sacan el mayor provecho posible.

Lo que quiero decir es que la vida es tan compleja que limitarse a señalar a alguien como culpable de tu desgracia, solo porque es rico es sumamente simplista y absurdo.

Yo viví 7 años en Sarría y 15 años en La Vega. Sobreviví durante mi adolescencia a esos entornos, tengo amigos que terminaron siendo malandros, y también terminaron muertos. Tengo amigos que terminaron muertos a manos de amigos que se metieron a malandros. Sobreviví a la crisis post-viernes negro, sobreviví con el poco dinero que me daba mi Madre con bastante esfuerzo pero que solo me alcanzaba para el pasaje para ir al Liceo Luis Razzetti y de vaina. Sobreviví, y otros que crecieron conmigo no, aún cuando vivimos la misma realidad. Mi propio hermano menor se quedó en el camino y está actualmente preso. Es muy triste y muy molesto que venga cualquier fulano hoy a señalarme y a insinuar que yo, que tengo más deudas que dinero en mi cuenta corriente, soy culpable de que el rancho que construyó en un terreno riesgoso se le cayó en las últimas lluvias, o de los 40 años de puntofijismo, o de la discriminación indígena. Es absurdo que me señales cuando yo me se esos cuentos porque los protagonicé... pero sobreviví.

La pregunta entonces no es "¿por qué los ricos no ayudan a sus hermanos?", la pregunta en todo caso es ¿por qué el Estado permite, e incluso promueve, construcciones ilegales? ¿Por qué el Estado no ha tomado en cuenta las cientos de propuestas de viviendas económicas que reposan en forma de Tesis de Grado en la Facultad de Arquitectura de la UCV y en la biblioteca de la Cámara de Arquitectos de Venezuela, la mayoría realizada por "ricos"?

Las preguntas son otras, la pregunta es ¿por qué un Padre de familia somete a sus hijos y a su mujer al riesgo de vivir en un sitio que se puede caer en cualquier momento? ¿Por qué ese Padre no le exige al Estado respuestas, y por el contrario grita "así es que se gobierna" cuando el estómago de su chamo está sonándole de hambre? ¿Por qué esa Padre de familia se conforma en algunos casos con el puestico que le consiguieron en un Ministerio, sin beneficios y sin contrato? ¿Es suficiente una Misión Cubana ineficiente para reivindicar 40 o 200 años de lucha? ¿Es suficiente que te metan en una habitación de hotel de la que tarde o temprano vas a salir directo a estrellarte contra la realidad de una promesa no cumplida?

Las preguntas, insisto, son otras, ¿por qué la gente no se ayuda a sí misma y espera que otro le resuelva sus problemas? ¿Por qué dejan escapar las oportunidades? ¿Por qué no las buscan? ¿Por qué no exigen respuestas a aquellos que deberían garantizarles que su desgracia no suceda, o que no se repita? ¿Por qué prefieren seguir viviendo de excusas de hace 40 o 200 años, en lugar de buscar las
soluciones hoy?

¿Lucha de clases? Las únicas clases que yo veo que existen en Venezuela, y desde hace tiempo, son la clase gobernante y la clase gobernada, y "los ricos" son más, o menos malos, en tanto se cuadren con la clase gobernante o no. Por eso Cisneros era ayer un apátrida y hoy es un empresario ejemplar que se beneficia de las expropiaciones a empresas que son competencia de las suyas. Por eso los banqueros son quienes la han estado pasando de lo lindo estos últimos años de revolución. Pregúntenles, desde Escotet para abajo, qué tan fuerte ha sido la "lucha de clases" para ellos con la liquidez que les garantiza los pagos del Estado a los expropiados, por solo mencionar lo más obvio.

Marx dice que la "lucha de clases" es algo inevitable, lo que Marx no dice en ningún lado (salvo en el panfleto coyuntural del Manifiesto del Partido Comunista, y si no es así, corríjanme) es que la lucha de clases es una guerra. La "lucha de clases", desde el punto de vista estrictamente apegado a lo que escribió Marx es una dinámica dialéctica: Tesis - Antítesis - Síntesis. No es un cambio de gente, es un cambio de sistemas. El cómo, en todo caso, lo determinamos nosotros. O como ocurre en este tipo de revoluciones como la que vivimos en Venezuela, lo determina la Clase Gobernante.

Así que no le llames "lucha de clases" al afán de querer descargar tus frustraciones sobre los demás impulsado por el verbo encendido de un profeta del rencor. No le llames "lucha de clases" al acto de aplastar a medio país solo porque no está de acuerdo con la visión de país que la otra mitad apoya y que unos pocos pretenden imponer. No conviertas tu "lucha de clases" en el motivo de inicio de una nueva lucha de clases que quiera acabar con las injusticias que tu "lucha de clases" está creando. No hagas de la "lucha de clases" una excusa para activar una venganza que a lo mejor ni te pertenece.

13 comentarios:

Victoria De Bango dijo...

Yo siempre he pensado que la pregunta es esta: ¿por qué la gente no se ayuda a sí misma y espera que otro le resuelva sus problemas?...
Muy bueno Yimmi, muy buen post!!
Besos a Génesis y Saiyed!
:)

Martha dijo...

Excelente! te apoyo ocmpletamente, como me gustaria q todas esas personas pudieran leer tu articulo y q se sentaran un momento a reflexionar y darse cuenta de sus equivocaciones.

Marco Hernandez dijo...

Excelente post!! No eres el unico q piensa asi y ojala la gente entendiera q es mejor aprender a pescar q esperar a q te den el pescado. Nada mas dignificante como el trabajo bien realizado.

Cesar dijo...

Excelente. Solo quisiera agregar que las oportunidades no llegan o aparecen, las oportunidades son un conjunto de factores vas favoreciendo con cada decisión que tomas. Las oportunidades las construyes tu, por tanto si no tienes oportunidades solo tu eres responsable.

Anónimo dijo...

Excelente! Espero esto lo lea muchisima gente!

Anónimo dijo...

Felicitaciones por tu publicación; me identifico con ella. No pudiste expresar tu sentir de mejor manera.

Ricardo Ramos Zavarce dijo...

El tema es muy amplio y con muchas ramificaciones con respecto a la estructura del Estado y la herencia colonial y luego socialistoide de los 60. Yo he reflexionado mucho al respecto y fui promotor de la redistribución directa de renta petrolera como inicio del "empoderamiento" ciudadano frente a un Estado que no ofrece ninguna solución real a ninguno de los problemas diarios del ser humano en Venezuela.
El Estado te "confisca" la renta petrolera que nos corresponde y a su vez nos cobra impuestos, y qué recibimos a cambio? Escuelas que se caen a pedazos, hospitales en constante estado de emergencia y cierre técnico, apagones, 15.000 muertos por armas de fuego en 11 años.
Hay 2 servicios básicos que permiten igualar las oportunidades de los ciudadanos fente al mundo: educación y salud. Hoy son lo que yo llamo un taxi prepagado, hagas o no el viaje, hagas el viaje en un taxi destruído o no, el viaje está pagado. El Estado invierte en salud y educación casi el 20 % del presupuesto, y no funciona, por qué? Porque el ciudadano no tiene elección. Si me enfermo voy al hospital que me queda cerca y si no sirve qué puedo hacer? acaso puedo ir a otro hospital? acaso aquel va a estar mejor? No. Igual con los colegios, vives en la Vega, llevas a tu chamo al colegio de la zona y se cae a pedazos o no dan clases, acaso tienes opción, puedes ir a otro que sí va a funcionar? No. Mi propuesta es entregar subvenciones directas que sólo se pueden utilizar en colegios y sistemas de salud (seguros) para que el ciudadano pague el servicio que mejor le convenga, el que sí sirve. El "empoderamiento", en este caso, es darte el poder de decidir cuál taxi vas a tomar, el que no tiene aire acondicionado y que bota humo y está destartalado, o el patas blanca con aire y bien cuidado. El Estado igual va a generar el gasto, la diferencia es quién administra ese gasto, el ciudadano o el Estado. Estas son consideraciones estructurales de la sociedad que hay que empezar a discutir. Hoy se hace, pero sólo a nivel de partido políticos, es necesario que la sociedad entera se vuelque a pensar sobre los grandes problemas estructurales y las posibles alternativas, porque el cambio en el 2012 (gracias a Dios y alos que votamos) es inevitable.

Ricardo Andrade dijo...

Qué bueno ha sido leer este post! No soy estudioso del marxismo (bueno, tampoco de nada en particular), pero siempre he pensado que reducir todo un cuerpo teórico al argumento de la lucha de clases es, por lo menos, falaz. La construcción de un socialismo democrático -si tal cosa existe- no puede estar fundamentada en ese conflicto, sino orientada hacia la anulación (¿sintética?) de esa dicotomía... No puedo estar más de acuerdo: aquí lo que hay es una clase gobernante y otra gobernada, y dentro de la gobernante, como lo ha sugerido Yimmi, están la mayoría de los ricos...
Enhorabuena, Yimmi! Q sigan las cosas buenas del 2010 y continúen reflexiones en el 2011. Todos lo necesitamos.

Anónimo dijo...

en verdad se nota que pasaste por la universidad y no la universidad por ti. Pienso que tambien puede ser que no entendi el articulo, es una especie de arroz mazacotudo con mango, le quieres echar la culpa al papa gobierno? defiendes a los ricos? Leo que estudiaste en liceo publico, esos mismos que llevan años de deterioro y que los gobiernos derechistas a nivel mundial buscan eliminar, claro la educacion es un negocio y "no debe estar en manos del estado", me imagino que la universidad tambien fue publica?, seguramente esa misma que en el gobierno de Caldera (parte II porque en el I la cerraron) se manejaba la matriz de opinion que el comedor a 2 Bs (debiles,of course) era lo que arruinaba a este pais, dando pie a una fututa privatizacion. Felicitaciones por tu superacion de "clase", por llamarlo de alguna manera, pero te invito a que profundices un poco mas en le tema para que no caigas en desafortunadas ligerezas, no te conformes con las migajas.

Yimmi dijo...

Gracias Anónimo (el último anónimo antes de esta respuesta), la próxima vez sería conveniente que colocaras al menos un pseudónimo.

Evidentemente no entendiste muy bien el texto. No le echo culpas al gobierno, solo cuestiono que nosotros no le exijamos como deberíamos hacerlo. En ningún lado dice que defiendo a los ricos, solo dice que las generalizaciones son malas. Tampoco veo a qué viene la referencia al comedor de la UCV (del cuál defendí su gratuidad, que hoy es una realidad) ni a Caldera, ni a la privatización de la educación.

Te invito a ti también a profundizar en el tema, no por mi, sino por ti, porque al final de cuentas lo que yo digo en este texto es que cada quién debe asumir sus responsabilidades.

Saludos.

Curiosa dijo...

Por ahí reza un dicho: "Ayúdate, que yo te ayudaré" - Dios
Sean quien fuere es cierto, pero la comodidad es algo muy grande y los chivos expiatorios son excelentes para los cómodos.
Me recordaste muchas cosas de mi vida con este post.
¡Excelente!

@lorec5 dijo...

Me impactó tu post por la claridad que demuestras y al mismo tiempo deja un sabor a esperanza. Gracias por compartirlo.

Ojalá se pueda cambiar el sistema imperante en nuestro pais para poder garantizarle a todas las personas las oportunidades que necesitan para surgir, pero tú a pesar de las circunstancias adversas te has superado y eso solo habla de la calidad de persona que eres. Más mérito aun.

Jp dijo...

Excelente!. Esta es la realidad!!!