Lo más leído...

"Cinco minutos de fama..."

¿Dios mío... que le pasa a la gente de este siglo XXI?


Hoy voy a hablarles de dos fenónemos dignos de estudio: El acceso libre a la fama por medio de internet: caso Yasuri Yamileth y la pérdida de valores de la juventud del siglo XXI.

"Mi nombre es Yasuri, Yasuri Yamileth, te metes conmigo, te saco la Gillette..."



Cuando vi a esta... ¿artista? en el video que tiene en YouTube no podía cerrar la boca del asombro. No podía parar de reirme. Que cosa tan increíble y que fácil se nos hace hoy en día saltar esa brecha entre el anonimato y la fama. Fue cuestión de minutos para que media Caracas y media Venezuela conectada a Internet ya conocieran a la nueva estrella del reggaetón callejero.

"...te dejo una Y que no es de Yeyé, sino de Yasuri, Yasuri Yamileth"



Por aquello del morbo meto la palabra clave YASURI en el Lime Wire y ¡sorpresa! Allí estaba el Mp3, perfectamente masterizado y acompañada de un Dj que le hacía los coros y los samplers.
Enseguida me vino a la mente la suerte por la que corrieron el dúo criollo Francisco y Fernando, toda la cobertura mediática que recibieron estos panas y la fama que se ganaron, a tal punto de ser unos de los presentadores de los últimos Premios Urbe, e incluso de sacar un nuevo disco. Y no solo eso, tengo entendido incluso que el grupo Plastilina Mosh va a realizar un remix de su éxito "Vamos a la playa".
Y me voy más allá. Y veo lo fácil que les fue a Zapata 666 y a los chamos que filmaron "Azotes de barrio de Petare" colocar sus productos audiovisuales en distribución a nivel nacional.
Y yo me pregunto. ¿Es esto lo que queremos que pase con la famosa democratización de los medios? ¿Forma esto parte de la gran comunidad del diálogo que se está gestando gracias a la Worl Wide Web? ¿Es sano? ¿Es correcto? Y me respondo... ¡Que carajo importa!
Si la gente lo ve y lo consume es porque le gusta, a nadie lo están obligando a ver a la negrita Yasuri moviendo las caderas en su video y amenazándolo con desfigurarle el rostro a punta de hojilla. O aceptar la invitación al playón de los panas Fernando y Francisco. O calarse las más de dos horas de tiros y salsa de tomate de los azotes de barrio.
Lamentable es que mientras la gente consume chaborrería y productos "freaks", existen un lote muy grande de talento del bueno en todo el mundo, que simplemente por hacer las cosas bien, no se hacen cosumibles por esta pseudo cultura pop que la industria ha educado.
Esto de la democratización de los medios y de la libertad de acceso a Internet va a ser un vivo ejemplo de aquella suprema que dice que si le das un avión a un recogelatas, este lo desarmará para vender el aluminio.
La cultura del reggaetón no solo está trayendo estas aberraciones a la juventud, sino que la cosa está yendo más allá a un punto que se nos puede ir de las manos (si no es que ya se nos fue). Si no me creen, lean el reportaje central de la edición de URBE de esta semana, titulada "Cuartos de sebo". Lean lo que es un cuarto de sebo. Sorpréndanse como lo hice yo y luego pregúntense hasta que punto tenemos nosotros la culpa de ello.
Que una niña de 12 o 13 años impregne un algodón con alcohol y se lo introduzca en la vagina para obtener los mismos efectos de tomar caña es algo escandaloso. Que la excusa para que lo haga sea que sus padres no se den cuenta que bebió es algo asqueroso. Pero más terrible aún es que existan aberrados, viejos verdes y comerciantes que utilicen esto para su favor. La adolescencia es una mezcla terrible de hormonas y rebeldía que puede llegar a puntos que ni de vaina nos imaginamos. ¿Y que hacemos los padres? ¿Cuando nos vamos a dar cuenta que prohibir una acción es sinónimo de aupar que la acción se realice igual pero de manera clandestina? ¿Cuando nos vamos a dar cuenta los padres que nuestros hijos también son humanos que tiran, fuman y beben?
Es tan estúpido escandalizarse por estas cosas y simplemente taparnos los ojos y criticar sin hacer nada al respecto. Tan estúpido como pensar que tu hija va a llegar virgen al matrimonio. Es hora de despertar. El trabajo empieza en casa.

"Yasuri Yamileth, le gusta la salsa, también el reggae"


Yasuri Yamilleth: Gillette


Este es el videíto... Disfruten...?

4 comentarios:

Luis Santiago dijo...

Bueno, Dr. Castillo, este mundo mediático -no el de siempre, es el de hoy que es así- se hace de desgracias progresivas y de la desgracia del otro... sino, ¿por qué Francisco y Fernando tuvieron su auge, o por qué Yasuri Yamileth está en la Red? Sinceramente, no creo que por su talento. Es la pena que producen lo que nos alegra el día.

Asistimos a una galería donde se valora y exhibe el desperfecto más que el perfecto, el paradigma, tal vez. ¿Por qué ahora todos los antaños modelitos de programas de TV aparecen con papeles de drogadictos, borrachos o golpeadores de mujeres, por ejemplo? No es que nos enseñen que son humanos, es que nos enseñan que los humanos son piltrafa. Sencillamente.

El de ahora es un intento de destruir el mito que termina de llevarse la realidad por los cachos. ¿Y qué queda por imitar? Nada más que esa cantidad de incongruentes, irreales, inauditas excusas de alguien por lo menos racional. Ese es el legado que estamos dejando ahorita. Bonito, ¿eh?

Anónimo dijo...

Me parece una comparacion llena de ignorancia la de la cancion de la muchacha de panama junto a la de vamos a la playa y la grannnnnn pelicual " azotes de barrio en petare" si yo pienso q yasuri es una basura comercial..y quizas hasta ella mismo lo piense peor como dicen x el real baila el mono no??¿¿ con tal solo apague el radio y ya......da rabia si? xq insita a la violencia y para mi solo es contaminacion, pero es una simple cancion una de tantas como la de calle ciega wisin y yandel y sinnnnnnn fin de reggetoneros q insitan al sexo y etc....pero no compares eso con la pelicula AZOTES DE BARRIO EN PETARE porque eso no es basura ... eso es la realidad que vivimos gracias a personas ingnorantes como usted que no abren la mente y se dan cuenta de lo que pasa en el pais...eso fue un desahogo q hizo un peluquero sin experiencia junto a vecinos de petare para desahogar el dolor y la molestia de vivir ese ""fastidio""" de pelicula como lo vio usted estupido

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJ TIENES RAZON ES QUE CLARO ES MUY FACIL VER TODO DESDE LEJOS VER TODO DESDE UN CARRO BONITO VERDAD Y UNA CAMISA DE MARCA Y CRITICAR PERO BUENO A MI ME ENCANTA ESA PELICULA NO LA PARTE TECNICA QUIZAS PERO ES EL REFLEJO DE LO Q VIVE ESA GENTE PERO EN ESTE PAIS LA GENTE COMO ELLOS SOLON VIVEN PARA CRITICAR Y PREDICAR PALABRAS QUE ELLOS POBRESITOS NI LA PRACTICAN O NI SABEN REALMENTE LO DICEN JAJAJA INGNORANCIA NUESTRO PEOR ENEMIGO

Yimmi dijo...

Uhm... los ignorantes siempre hacen espejo y se reflejan en él, además de firmar como anónimos...
Hagan un curso de esos de comprensión lectora y vuelvan a leer el texto. La comparación de Azotes de Barrio y de Fernando y Francisco con Yasuri Yamileth radica en LA FACILIDAD DE ACCESO A LA LUZ PUBLICA. En nigún momento doy dudas a la calidad de los materiales señalados. Y si, Azotes de Barrio de Petare es la expresión misma del barrio... Siempre dije que es muy diferente contar la historia desde la experiencia a contarla desde los ojos del dinero que te da una casa productora...
He dicho...