Lo más leído...

Yo sí olvido al año viejo IV: Chao 2011, hola 2012

Como ya es costumbre, procedo a resumir lo que fue para mi este año que se va. Un año que podría resumir en una palabra: estabilidad. Comenzó en cero, prácticamente, y eso me permitió construir desde el inicio lo que hoy tengo, siempre con el aval de lo aprendido en años anteriores, pero sin ningún pendiente ni ninguna decisión de la qué arrepentirse. Así que, veamos...

Lo que deja 2011:
  1. Finalicé el año sin cambiar de empleo. Eso en mi caso era una meta y me siento muy bien al haberlo logrado, sobre todo tomando en cuenta lo turbulento que se ha vuelto el mundo de la Comunicación Digital, replete de oportunidades, pero también de oportunistas. Y tomando en cuenta el terrible traspiés de principios de año.
  2. Finalmente egresé de la UCV. Me gradué. Recibí mi título de Licenciado en Comunicación Social que pasa a complementar (y a completar) los grados obtenidos en Mercadeo y Publicidad. No veo, por ahora, ningún postgrado que me llame la atención, así que al parecer me dedicaré por un tiempo a cultivar mi profesión en el mundo laboral.
  3. Mi hija crece, feliz y siendo la mejor persona que he podido formar en ella. Mi esposa es mi mejor compañera en esa tarea y no creo que nadie lo pueda hacer mejor. Las cosas buenas y malas que suceden, nos sirven para seguir creciendo como Padres y hacer que ella crezca como persona.
  4. La Salud me jugó una mala broma y me pasó factura muy temprano. A principios de año me diagnosticaron diábetes y eso me ha cambiado la vida. Ya varios de ustedes han visto esos cambios en lo físico. Lo mejor de todo es el apoyo de la gente que tengo alrededor. Ya asimilaré mejor esta nueva condición que me acompañrá el resto de mi existencia. Algunos amigos también se vieron afectados en la salud, pero todos hemos salido relativamente airosos.
  5. Descubrí que me gusta distribuir conocimientos más allá del entorno digital. Darle a los demás la oportunidad de saber lo que a mi me tocó aprender, casi de oído. Y sobre todo frenarle el paso a los que pretenden hacerse ricos con el conocimiento. Las ponencias que di en 2011, sobre todo en ámbitos académicos, fueron cada una la oportunidad de hacer un mejor país
El balance es positivo, algunas cosas son irremediables e inevitables, pero lo que queda bajo mi control, hasta ahora ha salido bien. Con bastante énfasis en lo profesional, 2011 fue un año excelente.

Lo que queda para 2012:
  1. Mi hermano salió de prisión, y aunque eso alivia un peso grandísimo en mi familia, el que salió no es el mismo que entró. Su juicio aún está en proceso, por lo que aún está lejos el fin de este capítulo familiar tan triste. Solo espero que la vida lo ayude a encontrar el camino que ella misma hizo que perdiera.
  2. Lo que en principio se vislumbraba como una carrera sencilla y de pocos obstáculos, se ha convertido en una lucha contra los estafadores y los oportunistas. Lo digital, eso que decidí hacer mi profesión hace ya casi diez años, se ha visto plagado de gente que cae en paracaídas solo para pescar en río revuelto. Sería nulo si no afectara mi propio desempeño, al tener que gastar tiempo y energía en corregir las malas prácticas que estos oportunistas pretenden imponer como reglas.
  3. Por mi cabeza rondan proyectos, todos están impregnados de lo digital de forma tangencial. Mi tesis habla de un perfil del Comunicador Social en entornos digitales, y hace poco soñé con una Universidad Digital Colaborativa. No se qué hacer con eso, pero está allí guiñándome el ojo constantemente.
  4.  A pesar de que me siento tranquilo en lo laboral, me gustaría sentir más el apoyo de mi empresa en mi propio desarrollo profesional. Es normal, supongo, siendo yo el nuevo de la cuadra, pero sería un buen apoyo sentir la retribución a mi desempeño laboral más allá de lo económico. Un mensaje a García, como dicen. Lo que sí quisiera es seguir construyendo en lo que ya se ha edificado. Y en eso sigo abierto a las oportunidades, solo que ahora seré más reflexivo al momento de tomar decisiones profesionales.
  5. Ya que no hay estudios a la vista, supongo que tendré tiempo para leer. Una larga fila de libros me esperan en mi biblioteca. Espero verme obligado en 2012 a comprar libros nuevos.
  6. 2012 es un año electoral, y aunque trato de que la política no influya en mi vida, siempre lo hará aunque yo no quiera. No tengo planteado salir del país, pero sin duda los resultados de las elecciones de octubre, y sobre todo lo que ocurra después de esa fecha, podrían poner esa opción en mis planes.
Lo más importante es que, casi como nunca antes, se ve un año bueno por venir. Un año de oportunidades y de crecimiento en muchos sentidos. Decir que seguiré nadando en lo digital es redundar, al igual que decir que seguiré ofrendando mi vida a mi oficio de Papá. Ustedes lo saben, y lo mejor de todo es que ustedes están allí, bien sea leyéndome o siendo parte activa de esas cosas que suceden en mi vida año a año.

Feliz año nuevo gente, nos vemos en 2012.

2 comentarios:

Naky Soto Parra dijo...

¡Será un rolitranco, Yimmi querido, con todas tus certezas y con las conquistas que te esperan!
Tienes la particular virtud de conmoverme, desde tu condición de papá, hasta esas narraciones de lo que vas haciendo con lo que te gusta hacer :')
¡Besos a Génesis y un abrazo fortísimo para ti!

Maravilloso Desgarro dijo...

Bienvenido sea el 2012 con sus promesas y posibilidades. Felicitaciones por haber conquistado un año que se anunció difícil desde un comienzo 2011. Gracias por compartirnos lo que es ser Padre y darnos, a los que no lo sabemos, la oportunidad de acercarnos a ese mundo.
Bienvenido al mundo donde se tiene que comer con conciencia, traspásale eso también a tu hija, acaba con los refrescos en casa, con los precocido, no se trata de una enfermedad es una posibilidad de vivir una vida distinta apreciando lo que la tierra nos da y respetando nuestro cuerpo (esto suena muy mal cuando te lo dice alguien que acaba de publicar una fotos con hot cakes, huevos fritos, tocineta y salchichas jijijiji) Tómalo poco a poco, la comida tiene mucho que decirnos y la diábetes y sus variantes (como el hiperinsulinismo que tengo yo) nos permiten explorar aquello de lo orgánico, productos de temporada y productores locales. Espero que en verdad disfrutes mucho de este cambio en tu vida. Finalmente gracias por estar Yimmi, por compartir en un espacio digital lo que nos hace humanos y cercanos. Bechos.