Lo más leído...

De la masa al diálogo


Un vistazo al revolucionario Manifiesto del Tren de Claves

El meollo del asunto en el Cluetrain Manifesto se centra, a mi parecer, en las primeras tesis. En específico en las tesis 1, 3 y 6. Incluso, me atrevería a afirmar que, de ser necesario resumir las 95 tesis en una frase, esta se encuentra en la tesis número 1.

Tesis 1: “Los mercados son conversaciones”.

¡Cuanta carga revolucionaria tiene esta frase! Romper con los paradigmas sustentados en los cientos de libros de la mass communication research norteamericana y en el paradigma de Harold Lasswell no es tarea fácil. Sin embargo, comprender algo tan simple como que los mercados son conversaciones, da un giro tremendo a la manera de ver la comunicación del día de hoy, y por ende, todas las actividades que en ella se sumergen: Mercadeo, Publicidad, RRPP, Periodismo.

Más impresionante entonces resulta comprender que esas conversaciones se realizan (y es así) entre humanos. Cuestión que se ve reflejada en la tercera tesis.


Tesis 3: “Los mercados consisten de seres humanos, no de sectores demográficos”.

Vaya favor el que nos hacen los creadores del manifiesto, al quitarnos ese numerito fastidioso y frío que nos asignaban en los grandes y costosos estudios de mercado. Ya no pertenecemos a una estadística, somos seres vivientes, con un nombre, un apellido y una historia, historia que al final de cuentas es la que nos determina el comportamiento como consumidores, como público, como target. ¡Cuán ciegos estábamos que no nos dimos cuenta antes! Lo teníamos en nuestras narices y a punto de explotarnos en la cara.

Y adicionalmente, y gracias a ella, la tecnología viene a ser la vía por la cual estas ideas terminan conduciéndose, y la vía por la cual terminamos dándonos cuenta que las 95 tesis del Cluetrain no son simples fanfarronerías de unas pocas personas que pretenden saber más que los grandes teóricos de la comunicación masiva. Internet es el aliado comercial ideal para que estas conversaciones se activen y se multipliquen. Nuevamente queda demostrado que, al contrario de lo que Marsahll Mc Luhan afirmaba, el medio no es el mensaje, solo es un vehículo que nos ayuda a conversar. Y esto se exhibe en el texto de la tesis 6:


Tesis 6: “El Internet hace posible tener conversaciones entre seres humanos que simplemente eran imposibles en la era de los medios masivos de comunicación".

Lo bueno es que no estamos solos los que creemos en esto. A lo largo de las 95 tesis del manifiesto re-conocemos una sociedad que es inteligente, que comparte y que no se deja engañar fácilmente, una sociedad que se retroalimenta de información, tal como la describe y añora Antonio Pasquali al alertar sobre el uso de las tecnologías y de la información en pro del conocimiento.

No es juego. Es la declaración de guerra contra la comunicación masiva, es el fin de un paradigma que ha gobernado durante todo un siglo y que ahora implosiona para dar paso a la nueva era: La era de la comunicación dialógica.


¿Te unes o
qué?

PD: Si deseas leer más sobre este tema y otros relacionados, visita el nuevo blog "INcorporación"

3 comentarios:

Marwin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marwin dijo...

Claro que me uno, me uno y pongo mi granito de arena en este toma y daca de información e intrerés. Mercado... me recuerda al slogan de mercadolibre.com "alguien tiene lo que tu buscas, alguien busca lo que tu tienes" ¿no es genial?

Los sofistas... -Gorgias por si alguien quiere investigar al mejor-... habrían encontrado ésta época como una delicia para vivir.

Pregunto ¿estamos preparados? Porque utópicamente pensando tuvimos bastante tiempo para cultivar el don de la conversación: forma y fondo ¿estamos preparados?

Yimmi dijo...

No solo estamos preparados, sino que lo estamos pidiendo a gritos y sin querer, porque es algo natural. Simplemente somos así y ya.
Lo importante de todo esto, es que Internet es el gran catalizador que ha acelerado el proceso.